Pide desinversiones.

EE.UU. demanda a Google por prácticas monopólicas en perjuicio de los sitios web

En un hecho histórico, el gobierno de los Estados Unidos y siete estados de ese país han presentado una demanda contra Google, acusando al gigante de prácticas monopólicas en el mercado de la publicidad digital que resultó en un perjuicio de muchos sitios web, como diarios digitales.

Mediante una presentación ante el Tribunal del Distrito Este de Virginia, el departamento de Justicia del país del norte solicitó que se le obligue al gigante tecnológico a escindir parte de su negocio de publicidad, debido a la utilización de “medios anticompetitivos, excluyentes e ilegales”.

El departamento de Justicia de Estados Unidos (DoJ) presentó este martes una demanda contra la compañía estadounidense Google por monopolio en el sector publicitario, “corrompiendo la competencia legítima en el sector de la tecnología publicitaria”.

El titular del Departamento de Justicia, el fiscal general Merrick Garland, ha comparecido en Washington para explicar la presentación de la demanda, señalando así el alto perfil que quería dar a esa actuación.

“Google abusa de su poder de monopolio para perjudicar a los editores de sitios web y a los anunciantes que se atreven a utilizar productos de tecnología publicitaria de la competencia en busca de mayor calidad o menor coste”, afirma el Departamento de Justicia en una demanda de 153 páginas, presentada ante un tribunal federal de Virginia.

“La competencia en el espacio de la tecnología publicitaria está rota, por razones que no eran ni accidentales ni inevitables. Un gigante de la industria, Google, ha corrompido la competencia legítima al emprender una campaña sistemática para hacerse con el control de la amplia gama de herramientas de alta tecnología utilizadas por editores, anunciantes y agentes para facilitar la publicidad digital. Habiéndose insertado en todos los aspectos del mercado de la publicidad digital, Google ha utilizado medios anticompetitivos, excluyentes e ilegales para eliminar o disminuir gravemente cualquier amenaza a su dominio sobre las tecnologías de publicidad digital”, dice el escrito.

Según el Departamento de Justicia, el plan de Google “ha sido sencillo pero eficaz”. Por un lado, ha consistido en neutralizar o eliminar a los competidores de tecnología publicitaria, reales o potenciales, mediante una serie de adquisiciones; y, por otro, en ejercer su dominio en todos los mercados de publicidad digital para obligar a más editores y anunciantes a utilizar sus productos y, al mismo tiempo, perturbar su capacidad para utilizar los productos de la competencia.

“Cada vez que ha surgido una amenaza, Google ha utilizado su poder de mercado en una o más de estas herramientas de tecnología publicitaria para acabar con ella. El resultado: El plan de Google para conseguir un dominio duradero en todo el sector ha tenido éxito”, afirma el texto.

El Departamento de Justicia reclama un castigo monetario para Google por la violación de la ley y también en la condición de anunciante del Gobierno federal, pero además, pide desinversiones para que la compañía no tenga el control de todos los segmentos de tecnología publicitaria. Pide la venta como mínimo, del conjunto de aplicaciones Google Ad Manager, incluido el servidor de anuncios para editores de Google, DFP (que es la evolución de DoubleClick), y el servicio de intermediación, AdX, informó el diario El País.

Fuente: Diarios digitales / 24-1-2023

 37 total views,  1 views today