Conmoción en Rosario.

Sicarios asesinaron a taxista amenazado por narcos que había recibido el apoyo y protección del intendente

Juan Manuel Britos era taxista, tenía 40 años y vivía en Rosario, ciudad en la que el jueves por la noche le dispararon y lo mataron a tiros.

Le hicieron 29 orificios después de que saliera acompañado por su mujer y sus hijos de su vivienda de la zona oeste. En febrero del año pasado, hace un año y tres días, el intendente de la ciudad, Pablo Javkin, se había mostrado con él en un video para pedir a las bandas narcos que dejaran de hostigarlo.

En ese momento, el ahora asesinado ya había sido víctima de dos balaceras contra su casa en Felipe Moré al 2600.

Lo amenazaban desde hace tiempo. Según Rosario3, en esas oportunidades en que tiraron contra su domicilio los sicarios le dejaron notas donde exigían que se fuera de ahí porque si no, lo iban a matar. Las firmaron a nombre de “La mafia”.

Por su parte, Javkin llegó hasta el lugar en 2023, después de que Britos contara en Radio 2 su desesperación por no tener adónde partir ni dónde alquilar.

intendente
El intendente Pablo Javkin visitó al taxista Britos, lo hizo publico y le pusieron custodia policial hasta hace unos meses.

“Esta es la casa de Juan, fue baleada el viernes, fue baleada ayer a la tarde. Ahora hay una custodia, se está llevando la causa adelante el fiscalía. No nos puede pasar esto. Juan somos todos nosotros. Es un vecino de Rosario que padeció esta situación. Esto es lo que se tiene que terminar”, pidió el intendente esa vez, cuando aseguró que al vecino le habían tiroteado dos veces la casa para que la entregara.

“Muy probablemente sea una de las tantas extorsiones que se ordenan desde las cárceles sin que nadie las impida y que, si las fuerzas de seguridad no hacen nada, terminan en muertes”, aseveró el jefe local radical.

Desde aquellos días, Britos tenía custodia policial. La consigna se mantuvo hasta hace cuatro meses.

Este jueves, de acuerdo a medios rosarinos, el hombre salió de su casa con su esposa y sus hijos, y dos hombres lo abordaron a los pocos pasos. Le tiraron desde una moto, con los cascos puestos, y huyeron hacia la zona sur.

Luego de ser atacada, a la víctima la llevaron con un vehículo particular a la guardia del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA), que suele atender este tipo de urgencias en la ciudad. No obstante, llegó sin vida. De acuerdo al parte policial al que accedió Rosario 3, el hombre tenía 29 orificios de balaRecibió heridas en la cabeza, el pecho, el abdomen y las extremidades.

En tanto, taxistas de la ciudad armaron una vigilia para solidarizarse con su compañero tras el crimen.

Fuente: La Nación / 16-2-2024

Loading