Pagará lo evadido y multas.

La AFIP "espió" a un restaurante que no daba factura al cobrar en efectivo

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) detectó que un restaurante especializado en comida italiana ubicado en el barrio porteño de Caballito omitió ventas por 40 millones de pesos entre finales de 2021 y mediados de 2022.

El mecanismo utilizado por el restaurante es simple y el mismo que practican una gran cantidad de comercios gastronómicos de todo el país: si cobran en efectivo, no entregan ticket sino una comanda o adición que no equivale a una factura original.

El contribuyente reconoció la irregularidad y se adhirió a un plan de pagos para comenzar a saldar su deuda en concepto de IVA e impuesto a las Ganancias. El organismo conducido por Carlos Castagneto también aplicará multas millonarias por la maniobra de elusión, informó la AFIP en un comunicado.

¿Cómo lo atraparon?

La AFIP durante un tiempo estuvo “espiando” al restaurante y constantó que sus ventas reales no se condecían con las declaradas ante el fisco.

Las tareas de fiscalización y control fueron llevadas adelante de manera conjunta por la Dirección General Impositiva (DGI) y la Dirección General de Recursos de la Seguridad (DGRSS).

Los inspectores de la AFIP realizaron el método de “Punto Fijo”, que consiste en realizar mediciones de ventas durante un tiempo determinado para realizar proyecciones de facturación. De esta manera, se detectó que el 50% de las ventas corresponden a pagos en efectivo. Esto contrastaba con las declaraciones del contribuyente, que mostraban que la mayoría de las transacciones eran por medios electrónicos.

Como consecuencia de la maniobra detectada, y ante la evidencia de que se habían ocultado las ventas en efectivo por el lapso fiscalizado, el contribuyente reconoció y regularizó en un plan de facilidades de pago el ajuste en IVA y Ganancias por 10 millones de pesos más intereses. Al mismo tiempo, se aplicarán multas millonarias en razón del accionar irregular del establecimiento, dijo la AFIP.

El procedimiento se dio en el marco de las más de 1000 acciones desplegadas por la DGI y la DGRSS a lo largo de 2022 en distintos establecimientos gastronómicos del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Los inspectores de esas dependencias verificaron el cumplimiento de los regímenes de facturación, registración y exteriorización de las ventas,  como así también relevamientos de personal, con el propósito de detectar en forma temprana infracciones a las normas fiscales y previsionales, en un contexto de fuerte reactivación económica en el sector.

El organismo recuerda que el comprobante de control previo al pago que entregan algunos locales gastronómicos no están autorizadas por la AFIP ni reemplazan de modo alguno al ticket fiscal. Los establecimientos que emitan esos documentos no homologados como respaldo de las consumiciones en efectivo se exponen a severas multas e incluso la sanción de clausura por hasta 6 días.

Las acciones de control y fiscalización continuarán durante todo este año. Actualmente, la AFIP lleva adelante el Operativo Verano 2023 en los principales centros turísticos del país, con más de 300 agentes desplegados a lo largo de 12 provincias del país.

 118 total views,  1 views today