En defensa de la soberanía.

Javier Milei anunció la construcción de una base naval integrada

El presidente de la nación Javier Milei viajó este jueves a Tierra del Fuego para reunirse con la jefa del Comando Sur, Laura Richardson. Allí, se encontró a última hora con la militar clave de Estados Unidos para las operaciones y cooperación en materia de seguridad desde América Central y el Caribe hasta América del Sur.

“El mejor recurso para defender nuestra soberanía es reforzar nuestra alianza estratégica con Estados Unidos y con todos los países que abrazan las causas de la libertad”, dijo Milei en un breve discurso que dio pasada la medianoche.

Además, anunció la construcción de una base naval integrada junto a ese país. “Se trata de un gran centro logístico que constituirá el puerto de desarrollo más cercano a la Antártida y convertirá a nuestros países en la puerta de entrada al continente blanco”, afirmó.

En esa línea, agregó: “Esta obra nos permitirá desarrollar la economía local y brindar un servicio logístico que permita la reparación y apoyo a los cruceros que operan el Atlántico Sur, a lo programas antárticos internacionales y permitirá que navíos y rompehielos argentinos y de otros países del mundo puedan acceder en Ushuaia a reparaciones u otros servicios antes de continuar su travesía”.

El anuncio deja en punto muerto el puerto multipropósito que China planeaba construir muy cerca, en Río Grande. Y se agrega a la suspensión de las obras de las represas hidroeléctricas en Santa Cruz -que involucra a empresas chinas-, y la decisión de descartar que compañía de esa nacionalidad participen en la Hidrovía y la construcción de las centrales nucleares en Buenos Aires.

Richardson está en la ciudad más austral del mundo para visitar al personal militar local para conocer sus misiones y el papel que tienen en la salvaguardia de rutas.

“No queríamos dejar de aprovechar la ocasión para darle bienvenida a la Argentina a la general Richardson y expresar nuestro agradecimiento por su visita y por el apoyo que el gobierno de los Estados Unidos ha demostrado a este nuevo Gobierno”, agregó el Presidente.

Como anticipó El Cronista, en una visita de alto contenido geopolítico la jefa del Comando Sur mantuvo varias reuniones con el Gobierno y con la cúpula de las Fuerzas Armadas donde planteó la preocupación de Washington por el avance de China en la región, se mencionó el tema de la pesca ilegal en el Atlántico Sur y hubo gestiones para equipar con armamento “de vanguardia” a los aviones supersónicos F16 estadounidenses que la Argentina comprará a Dinamarca.

Afinidad natural y tradición

Tras darle la bienvenida a Richardson y “agradecer el apoyo del Gobierno de Estados Unidos”, Mieli dijo que “los argentinos como pueblo tenemos una afinidad natural con Estados Unidos” y que se trata de “una tradición que tiene en sus bases la libertad y la defensa de la vida”.

“Tristemente, la Argentina se apartó por mucho tiempo de esas ideas. Hoy las estamos volviendo a abrazar”, remarcó. Y alertó que ve “con preocupación, que Occidente corre peligro por las ideas populistas y comunistas”.

El Presidente enfatizó la importancia de “reforzar los lazos de amistad” con el país del Norte y destacó que “el Centro logístico que se constituirá será el puerto de desarrollo más cercano a la Antártida”.

Por último, aprovechó la oportunidad para “seguir reclamando nuestro derecho soberano en la Antártida” y criticó a los gobiernos que lo precedieron.

“Se han llenado la boca hablando de soberanía, pero no han hecho nada por ella, por proteger nuestras fronteras del narcotráfico ni del terrorismo islámico”, cuestionó. Y cerró: “El mejor recurso para defender nuestra soberanía es reforzar nuestra alianza estratégica con Estados Unidos y con todos los países que abrazan las causas de la libertad”.

Fuente: El Cronista / 5-4-2024

Loading