Feria Gulfood.

A pesar de la acefalía y las críticas, el INYM confirmó que viajará a Dubai la semana que viene

A pesar de la profunda crisis en la que está sumido desde el 10 de diciembre, incluída la virtual acefalía y la quita de potestades regulatorias, el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) tomó la decisión de participar en la feria Gulfood de Dubai, que comenzará este lunes y se extenderá hasta el viernes 23/2.

La Gulfood es una de las ferias más importantes de las que participa el INYM, que lleva a un grupo de industrias yerbateras y cooperativas y participa aportando el stand yerbatero que luego es subdividido entre las firmas que participan, amén de otras facilidades. Como se sabe, Medio Oriente -y en especial Siria-, es el principal mercado de exportación de la yerba mate.

El INYM participará con un stand en el enorme pabellón (el Z2-B83) en el Za’abeel Hall 2.

El año pasado participaron de esta feria, de la mano del INYM, la Cooperativa Agrícola de la Colonia Liebig (Playadito); Establecimiento Santa Ana S.A. (CBSé); Establecimiento Las Marías (Taragüí); Hreñuk SA (Rosamonte); Cooperativa Agrícola Mixta de Monte Carlo Limitada (Aguantadora); Productores de Yerba Mate de Santo Pipó (Piporé); Establecimiento Yerbatera Hoja Verde S.R.L (Secadero), y Cooperativa Yerbatera Andresito Ltda (Andresito). Aún no confirmaron el listado de firmas que estarán presentes este año.

Por parte del INYM viajarían la subgerenta de Promoción y Desarrollo, Marta Oria, y no está confirmado pero podría asistir algún director del Instituto.

La participación en la feria despierta críticas entre los productores que cuestionan al INYM por varios motivos, entre los cuales uno de los principales es la falta de transparencia en la rendición de los recursos que genera mediante el cobro de la estampilla o tasa de fiscalización.

Muchos preguntas en asambleas y grupos de whatsapp, cuántos empleados tiene el INYM, cuánto ganan, cuánto dinero manejan y qué destinos tienen esos recursos.

A diferencia del Instituto Nacional de Vitivinicultura, cuyo Presupuesto está colgado en la página web de la Secretaria de Agricultura de la Nación, el INYM no publica los datos de sus empleados, sueldos, Presupuesto de Promoción y otras erogaciones (consultoría, pauta en medios, etc.)

Entre muchos productores hay una sensación de rechazo al organismo yerbatero, porque no se sienten representados y cuestiona los gastos que se realizan en expediciones comerciales como la Gulfood.

Plan B realizó la consulta a dos presidentes del Instituto y también hizo un pedido de informes bajo la Ley de Acceso a la Información Pública pero aún no obtuvo respuestas.

Según el titular de la Cooperativa Piporé, Raul Karabén, si el INYM llega a perder sus potestades regulatorias y de fiscalización, sobran en el organismo al menos una tercera parte del personal.

Precio de la hoja verde

El viaje también se produce en medio de la incertidumbre y el malestar de los productores que realizan tractorazos, asambleas y piden un precio de la hoja verde de 505 pesos para la cosecha gruesa que arrancará el 1° de abril.

El INYM todavía puede salvar sus potestades regulatorias, ya que hace diez días un enviado del ministro de Economía, Luis “Toto” Caputo, les dijo a todos los directores del INYM que están a favor de la continuidad de la regulación del mercado yerbatero que las facultades de acordar un precio por la materia prima siguen vigentes hasta tanto “no se reglamente el DNU”.

El jueves pasado, el INYM convoco a una reunión de directorio buscando acordar el valor de la hoja verde, pero no hubo quorum ante la ausencia de los directores por la industria y la provincia de Corrientes. Se pasó a un cuarto intermedio para el 29 de febrero.

En medio de este panorama, hay quienes pueden defender la participación del INYM en la feria de Dubai argumentando el peso de este evento y del mercado de Medio Oriente para la yerba mate.

Otros podrían inclinarse por pensar que sin una ratificación de la Secretaría de Agricultura, con el malestar de los productores, sin acordar un precio ante el comienzo de la cosecha, con una inflación y suba de costos, el INYM bien podría haber optado por utilizar todos sus recursos en defender su supervivencia y sus potestades.

Muchos piensan que en el INYM son tantas las opiniones encontradas y los intereses contrapuestos, que muchas cosas se hacen, especialmente para que el organismo deje de existir o sobreviva en su mínima expresión.

Plan B/ 17-2-2024

 

 

Loading