Secretaria de Transporte, Jimena López.

"Piden millones al Estado": dura crítica contra la empresa de los hermanos Zbikoski

La secretaria de Tranporte de la Nación, Jimena López, criticó hoy duramente a la empresa La Nueva Metropol, controlada por los hermanos misioneros Eduardo y Javier Zbikoski, y que paralizó las operaciones de cinco líneas de colectivos y recortó funcionamiento de otras, todas en el AMBA, aduciendo que el Gobierno Nacional no les paga subsidios acordados.

“La empresa Metropol pide una cifra millonaria al estado y como medida de fuerza instalaron un lockout patronal que mantiene paralizadas a las líneas 65, 90, 151, 194 y 195”, señaló López, la número 2 del Ministro de Transporte, Diego Giuliano, en un comunicado divulgado esta tarde.

En declaraciones radiales, López explicó: que “Metropol definió un lockout patronal, inhabilitando a la ciudadanía para el uso de un transporte que es un servicio público, por lo tanto es esencial”.

“El lockout que decidieron es en reclamo del pago en concepto de una deuda que ellos dicen que les impide funcionar, pero que no tiene una resolución judicial”, insistió López.

Conflicto

Cabe recordar que a La Nueva Metropol le recortaron en un 15 por ciento los subsidios nacionales que recibe, la compañía presentó un recurso de amparo pidiendo no innovar y le dieron la razón, pero aún está analizándose y pendiente de resolución la cuestión de fondos: es justo o no el recorte de los subsidios.

La Nueva Metropol es una compañía controlada por los hermanos misioneros Javier y Eduardo Zbikoski, que nada tiene que ver con las empresas del mismo rubro que maneja su otro hermano, Eduardo Zbikoski.

López se encargó de subrayar que lo de La Nueva Metropol no es un paro de choferes, sino lo que se conoce como un lock out patronal. Es cuando son los propietarios de la empresa los que deciden parar, afectando a terceros, en este caso, miles de pasajeros que utilizan esas líneas.

“No es un paro por reclamos salariales, sino que tiene que ver con una decisión unilateral del grupo Metropol que reclaman un pago que está en una medida que el juez no decidió si lo tenemos que hacer o no y de qué manera”.

En ese sentido, puntualizó que “el Ministerio de Transporte de la Nación ha hecho diferentes propuestas en la sede judicial, pero todavía lo que no hay es la sentencia que corrobore y que les dé la razón en relación al dinero que se reclama. Entonces ¿por qué nosotros tendríamos que hacer un depósito de 2.400 millones de pesos que es lo que ellos reclaman cuando la justicia no se expidió?”.

“Nosotros como estado le estamos dando pelea judicial a lo que ellos dicen, inclusive hay consignada por resolución una cuenta judicial, pero no hemos llegado al pago porque lo que ellos pretendían es que sacáramos el dinero de donde fuera para pagarles, y hay una realidad, que es que el dinero que se utiliza para los subsidios al transporte. Y sacar para pagarles a ellos afecta derechos de terceros”, detalló la funcionaria nacional.

Finalmente, la secretaria de Gestión de Transporte, declaró: “Hay miles de personas que toman esas líneas de colectivos y que este grupo particular, dejando de prestar el servicio, decide utilizar como rehén. Realmente es una falta grave porque no es un paro por motivos salariales que sería más que entendible, es un lockout patronal. Lo que a mí me preocupa es que la gente hoy pueda llegar a laburar. La ciudadanía es tomada de rehén de un tema que no eligió, y nosotros estamos tratando que se reestablezcan los servicios de la mejor manera”.

El conflicto

Hace un tiempo hubo una redistribución de subsidios al transporte de pasajeros y La Nueva Metropol, una de las empresas más importantes de CABA y Gran Buenos Aires, se sintió afectada y adjujo que le habían recortado el 15 por ciento a lo que debía percibir.

Puso un recurso de amparo ante la Justicia que le dio la razón, y ordenó no innovar, pero no se expidió sobre la cuestión de fondo.

Ante esa situación, el Ministerio de Transporte remarcó que “Es importante remarcar que “actualmente no existe ninguna resolución judicial firme que determine la obligación del Ministerio de Transporte de la Nación de abonar el monto solicitado por la empresa. Asimismo, al tratarse de una prestación de servicio público, la decisión de interrumpir unilateralmente el servicio podría ocasionar sanciones a la empresa por los problemas que ocasiona a los usuarios y usuarias”.

Fuente: Comunicado ministerio de Transporte.

Loading