El ex diputado pcial.

Gustavo González durísimo contra los jóvenes radicales que se pasaron a la Renovación

El ex diputado provincial Gustavo González salió a criticar duramente el pase de la UCR a la Renovación de un grupo de jóvenes militantes que generó mucho ruido en las últimas semanas.

En un posteo en su cuenta de Facebook, donde está muy activo, González afirmó que los dirigentes que se pasaron al oficialismo lo hacen “por plata, por un contrato o por conveniencia personal”.

“Los radicales aprendimos a seguir ideas, no personas. Militamos en un partido horizontal, que tiene liderazgos, pero nunca nos gustaron los personalismos”, señaló el ex diputado provincial, uno de los pocos que no tiene pelos en la lengua entre sus correligionarios.

“Si alguna vez fuiste radical, jamás podés ser renovador”, señaló en otro pasaje de su posteo, González. Casi desconociendo la gran cantidad de radicales que se pasaron a las filas renovadoras, incluyendo el ex gobernador Maurice Closs.

Otra forma de mirar la cuestión

Lo que González no dice, pero casi todo el mundo ve, es que hoy la enorme mayoría de la sociedad ve a aquellos que militan en política, sea en el partido que sea, como personas que buscan llegar a un cargo o un progreso personal a partir del envión que les pueda dar una militancia, sea en La Campora, en Juntos por el Cambio, o en la Renovación misionera.

En rigor, la Renovación es un colectivo tan lleno, que con frecuencia la mejor manera de subirse es entrar a la oposición, de manera de tener algo para “negociar”: el pase en sí mismo.

En ese sentido, para las huestes de Rovira y cía, salir a decir que los que se pasaron tuvieron beneficios de toda índole, más que un “escrache” es un verdadero incentivo a que se sigan pasando más y más jóvenes.

NO TODO SE COMPRA

Cuando aparecen jóvenes que militaban en la oposición y que deciden pasarse al oficialismo, en esta coyuntura de Misiones, que nadie tenga dudas que lo hacen por plata, por un contrato o por conveniencia personal. En realidad, la edad tiene poco que ver ya que podrán ser jóvenes o viejos, el problema son los principios. Los radicales aprendimos a seguir ideas no personas. Militamos en un Partido horizontal, que tiene liderazgos, pero nunca nos gustaron los personalismos. No seguimos a un conductor. Combatimos esa práctica. Nos revelamos contra los que quieren la hegemonía, somos democráticos, republicanos y respetamos al que piensa distinto. Tampoco somos misioneristas, eslogan vacío de contenido. Somos misioneros y argentinos, porque sabemos que no hay proyecto de Provincia posible sin un proyecto de País viable. De paso, cuan devaluada está la investidura del primer mandatario saliendo con la chequera en mano; la mimetización del rol institucional y el partido de gobierno queda para otra ocasión. Se van por plata, allá ellos. Habrán militado en el Radicalismo, pero jamás fueron radicales. Si alguna vez fuiste radical jamás podés ser renovador. Pero sepan que la ideología que ahora tendrán que defender, es la que sumió a Misiones en la pobreza y postergación del gobierno más corrupto y corruptor que tuvo la Provincia desde el retorno de la Democracia.

Plan B/ 15-11-2022

 221 total views,  1 views today